"Llevamos un año buscando camareros, ayudantes de cocina y parrilleros. Pagamos por encima del convenio. Y no aparece nadie”. Así comienza el cartel para buscar personal de un restaurante de Estepona (Málaga) que ha despertado la indignación de los usuarios de Twitter por el mensaje implícito que se insinúa en el mismo. Y es que, lejos de quedarse en una queja por la falta de personal dispuesto a trabajar en su asador, el dueño del local, José Eugenio, continúa con su discurso, de tintes racistas, en este mismo anuncio:

"Tenemos a más de tres millones de parados cobrando el subsidio (10.000 en Marbella y 5.000 en España), 203.000 personas cobrando el ingreso mínimo vital y un número indeterminado de inmigrantes ilegales, cobrando una pensión y teniendo asistencia sanitaria”, se asegura en este cartel, que remata su mensaje con dos palabras: "Vergüenza nacional".

Indignación en las redes sociales

El usuario Diego E. Barros fue el encargado de compartir en Twitter este cartel y acompañó la imagen con un comentario: "No me acercaría ni a 300 metros de un sitio así, como para trabajar en él".

El tuit ha acumulado casi mil comentarios y más de 1.500 retuits y 7.000 mil "me gusta" en tan solo tres días.

"Y le extraña no encontrar personal con ese cartel puesto..." o "Este hombre es un sinvergüenza" son solo algunas de las reacciones a la publicación, aunque hay algunos que defienden el mensaje del dueño del asador.

José Eugenio, el mediático dueño del asador

Pero no es la primera vez que el propietario de este restaurante ha aparecido en los medios de comunicación o protagonizado alguna polémica en redes sociales. De hecho, hace tan solo unas horas, Twitter le ha suspendido la cuenta, quizá por los mensajes que en ella solía lanzar con frases tales como "'Iros' a la mierda todos. Rojos de mierda".

José Eugenio se declaró "insumiso de la ley antitabaco" y permitió fumar en su local, vendió en su restaurante "gel antirrojos", colgó en la fachada una pancarta con el lema "Gobierno dimisión" y ha participado en diversos programas de televisión, en los que se ha confesado antifeminista.