Un nuevo y brutal crimen machista conmociona a Bolivia, donde un hombre ha asesinado, descuartizado y practicado un ritual con el cuerpo cercenado de su exnovia, una joven de tan solo 18 años.

El asesino confeso, identificado como Matusalen M.A., de 22 años, además habría grabado el feminicidio e intentado culpar del crimen al que en ese momento era la actual pareja de la víctima. El ahora detenido ya tenía antecedentes por abusar y asesinar a una menor de cuatro años.

Los hechos ocurrieron en en la ciudad boliviana de La Paz. Según ha informado el ministro de Gobierno del país, Carlos Eduardo del Castillo, el pasado lunes agentes de la Policía encontraron "un cuerpo de sexo femenino desmembrado" en el interior de un bosquecillo.

El martes, la Policía informaba del arresto de dos sospechosos, entre ellos Matusalen M.A., expareja de la víctima y principal investigado, que "ya ha confesado" el delito, según Del Castillo. También fue detenido R.C.H., de 34 años, con quien hasta hace poco la joven mantenía una relación y a quien habría implicado el que se cree es el verdadero agresor.

En declaraciones a los medios, el comandante de la Policía Jhonny Aguilera detalló que Matusalen M.A. acusó a R.C.H. "como corresponsable" del feminicidio, pero que de momento "no se han encontrado elementos de orden material" que le involucren y que se trataría de una "coartada".

El asesino confeso citó a la joven en un bosquecillo a "pocos metros de su casa" en el límite entre La Paz y El Alto, donde la asfixió y grabó el crimen. Luego cortó las partes de su cuerpo y las dejó esparcidas "en un radio de 15 metros". En su teléfono móvil se encontraron "vídeos" que él mismo grabó del momento "anterior a la muerte", una "especie de rito" mientras estrangulaba a su víctima.

Después, el ahora detenido intentó hacerse pasar por la víctima para enviar mensajes desde su teléfono a su familia diciendo que "estaba yéndose de su casa", algo que, para la Policía, indicaría que el crimen fue planificado.

Este crimen eleva a 81 la cifra de asesinatos machistas en el país, de los que únicamente siete tienen sentencia a pesar de que la mayoría de los agresores han sido capturados por la Policía, según el ministro Del Castillo.

 

El '016' es el teléfono de atención a las víctimas de violencia machista. Está disponible 24 horas al día los 365 días al año. La llamada es gratuita y no deja huella en la factura, aunque hay que eliminarlo de las últimas llamadas.