El tiempo nos regalará este fin de semana cambios extremos en toda la Península y a este tiempo primaveral del que hemos gozados toda la semana le quedan apenas 24 horas, para dar paso a Eunice, la borrasca que regará el norte y el este del país y nos llevará de nuevo al invierno.

¿Febrero, o mayo? Récords de temperatura

Como explicamos en el vídeo de arriba, este viernes se registrarán temperaturas récord más propias del mes de mayo que febrero. Las miradas se ciernen sobre todo sobre Girona y Teruel, donde los termómetros podrán alcanzar hasta los 26 y 24 ºC respectivamente. No se han alcanzado esas temperaturas en febrero desde que hay registros. En Girona no se habían alcanzado esa temperatura desde nada menos que 1933. Otros muchos puntos del este y sur rondarán también los 25 ºC.

El sábado vuelve el invierno

Y en cosa de pocas horas, nos encontraremos de nuevo con el frío. Los termómetros se desplomarán hasta 15 ºC, y en Teruel caerán de forma estrepitosa de los 24 a los 9ºC, pero también en otras ciudades, como vemos en este cuadro.

Además del frío, llega el agua. Este viernes por la noche ya lloverá en Galicia y el Cantábrico y el sábado se extenderá la lluvia por la mitad este de la Península. Y ojo, que como bajan las temperaturas, también caerá nieve en las montañas de la mitad este.

De hecho, toda la cornisa cantábrica se encuentra en alerta por temporal marítimo: se ha activado el aviso naranja a todo el litoral gallego y también en la costa asturiana ante la previsión de olas de hasta 6 metros de altura.

Donde agradecerán especialmente la lluvia es en el sureste en el sureste peninsular, que ha estado azotado por la sequía estas últimas semanas.

¿Quién trae este invierno?

La borrasca Eunice es la responsable de estos fuertes cambios, aunque lo que llegará a la península será un frente asociado. Pero en el Reino Unido está azotando tan fuerte, que los medios británicos la han calificado de "posiblemente la peor borrasca de la última década" allí. Se esperan rachas huracanadas de más de 120 km/h en Londres, donde Eunice ya está causando importantes destrozos.