Los bomberos han rescatado esta madrugada a un perro atrapado en la zona de Son Fiol, en Palma de Mallorca. El animal, inmovilizado entre una columna y una pared, se encontraba en estado de pánico por el ruido de los petardos lanzados en Nochevieja.

Los dueños del perro avisaron a los servicios de emergencias y fue entonces cuando los bomberos consiguieron rescatar al animal embadurnándole con aceite y deslizándole con precaución hacia atrás.

El rescate del can tuvo una duración de 30 minutos y como han declarado los bomberos en su cuenta de Twitter "el perro colaboró en todo momento".

 

A raíz del suceso los bomberos han recordado la peligrosidad de la pirotecnia no solo para los perros, sino para todo el mundo y en especial para las personas con autismo.