Fuentes de Emergencias Madrid han informado que entre 40 y 50 bomberos han estado toda la noche trabajando por turnos sobre los puntos que marcaron los perros de la Policía Nacional, de la Policía Municipal y de la Asociación Unidad Canina de Rescate, donde podrían estar los dos obreros desaparecidos.

Los trabajos se están llevando a cabo con mucho cuidado, porque sigue habiendo peligro de desprendimientos parciales, según Emergencias.

Uno de los dos trabajadores desaparecidos en el derrumbe es natural y residente en Malpartida de Plasencia. El obrero extremeño se encontraba "realizando labores de retirada de carpintería de madera" en dicho edificio, según fuentes de la empresa Tygma, la empresa para la que trabajaba y que es una "subcontrata" de los trabajos que se estaban realizando.

Para ayudar en las labores de extracción de elementos pesados, Bomberos de Madrid han introducido un robot, y hasta ahora se han sacado unos 40 metros cúbicos de escombros en contenedores.

 

Los familiares de los obreros han pasado toda la noche junto al edificio derrumbado, asistidos por psicólogos, esperando noticias.

Por su parte, la Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto una investigación por el derrumbe del edificio. Según las mismas fuentes, han dado también instrucciones a la policía judicial para que se aclaren las circunstancias de lo sucedido.