Cada año por estas fechas surge la misma polémica: ¿de verdad es el tercer lunes de enero el día más triste del año?. ¿Quién nos dice cuándo tenemos que estar tristes y cuándo no?

Evidentemente no todos estamos contentos o tristes el mismo día ni a la misma hora, porque cada uno tiene sus preocupaciones familiares, laborales o de pareja cuando las tiene, y no cuando la ciencia lo dice. Pero hace 16 años un psicólogo inglés, Cliff Arnall, se atrevió a pronosticar que ese día sí existe y que, en el hemisferio norte, es el tercer lunes de cada año. Es decir, que en este 2021 ese día es este: el 18 de enero.

Así nació el 'día más triste del año'

Al creador de esta ‘dudosa gran idea’ que es poner nombre y apellido al día más infeliz del año ya le hemos puesto nombre: Cliff Arnall, un antiguo psicólogo de la Universidad de Cardiff, que también se gana la vida dando charlas motivacionales y sobre la felicidad.

En 2005, una agencia de viajes que ya no está operativa, Sky Travel, contactó con Arnall como parte de una campaña publicitaria, según contó el propio psicólogo al diario 'The Telegraph' en 2010. La compañía le propuso calcular, de forma lo más matemática posible, cuál sería el día más triste de los doce meses. Y todo para poder anunciarlo y que los clientes comprasen viajes o paquetes ese día bajo la consigna de que así conseguirían hacer más alegre esta jornada.

Así que Arnall se puso manos a la obra y, pensando en lo que le contaban sus pacientes, analizó los factores que pueden causar estrés o depresión, y en base a esto concluyó que el tercer lunes de enero es ‘particularmente deprimente’.

Eso sí, ya que había logrado dar con el supuesto día más triste del año, Arnall también calculó cuál sería el día más feliz, al que nombró ‘Yellow Day’. Según él, se trataría del 20 de junio, por estar asociado en el hemisferio norte con el solsticio de verano y con los días de más luz.

¿Por qué es supuestamente el día más triste?

Para llegar a esta conclusión, Arnall utilizó una fórmula matemática prácticamente indescifrable: 1/8C+ (D-d) 3/8xTI MxNA. Sin necesidad de analizarla elemento por elemento, sí conviene señalar algunos argumentos que ofrecía este psicólogo.

Por un lado, alegaba motivos naturales. Según él, el frío y las duras condiciones climáticas del invierno (lluvia, nieve…) pueden explicar por qué estamos tristes este día. Las pocas horas de luz de esta época tampoco contribuirían a estar más felices.

Además, el recuerdo de la Navidad, aún cercana, la vuelta a la rutina y la caída de la motivación unos días después de marcarnos los propósitos de Año Nuevo serían factores que nos harían estar especialmente melancólicos esta fecha.

Y otro motivo sería económico. Después de lo invertido en regalos, comidas y demás gastos durante las fiestas navideñas, ahora nuestros bolsillos se verían resentidos y la ‘cuesta de enero’ nos haría estar más tristes que en otros momentos del año.

Y sobre que el día más triste caiga en lunes, pocas explicaciones y argumentos hacen falta.

'Blue Monday'. ¿Y por qué no 'red' o 'green'?

La respuesta a esta cuestión se encuentra en la psicología del color, esa rama de la psicología que asocia los colores a diferentes actitudes y estados de ánimo. Según el escritor y científico Johann Wolfgang von Goethe, el color azul sugiere tristeza, infidelidad, melancolía, tranquilidad o fatiga, como sugiere en su obra 'Teoría de los Colores'.

La ciencia y el marketing no se quedan callados ante este día

Desde que Arnall creó este concepto, las reacciones de la comunidad científica han sido constantes, y casi todas en la misma dirección: creen que el ‘Blue Monday’ es, simplemente, una pseudociencia. Argumentan, por ejemplo, que el cálculo de Arnall no se basa en principios metodológicos y aseguran que es imposible calcular cuál es el día más triste del año.

Eso sí, a las empresas les da igual que sea mentira o verdad. Si ven una oportunidad para hacer negocio y vender, la van a aprovechar lanzando campañas o productos para levantar el ánimo. El año pasado, por ejemplo, lo hizo ‘MediaMarkt’, que lanzó una publicidad en enero bajo el lema '¡Alégrate el día más triste del año!'. Y la firma de preservativos 'Control' también quiso sacar partido de esto, transformando el ‘Blue Monday’ en el ‘Sex Monday’.

Al margen de los departamentos de marketing de las compañías, este evento tampoco ha pasado desapercibido en las redes sociales, que en años anteriores se han llenado de memes, mensajes de ánimo y buenos propósitos para contrarrestar la melancolía que supuestamente rodea esta fecha.