Vanellope Hope Wilkins nació el 22 de noviembre. La sacaron un mes antes de tiempo mediante cesárea en el Hospital Glenfield, en la ciudad inglesa de Leicester, Reino Unido, tras haberle sido detectada en las ecografías una rara condición que se conoce como 'ectopia cordis'.

Ese nombre denomina una malformación congénita muy poco habitual asociada a una ubicación anormal del corazón, situado fuera de la caja torácica.

Rápidamente cubrieron su corazón expuesto para tenerlo en un entorno estéril. A los 50 minutos, estaba estable como para someterse a su primera operación para meterle dentro el corazón.

Bebé que nació con el corazón fuera del pecho | metro.co.uk

En la segunda cirugía hicieron más hueco para encajarlo bien y en la tercera le cubrieron el órgano con una malla protectora y le quitaron piel del brazo para ponerla en su pecho.

Como la pequeña ha nacido sin esternón, ni tampoco costillas que resguarden al corazón, la ciencia le ha dado la protección extra.

"Una protección a través de una impresora 3D, algo plástico o orgánico que pueda crecer con ella", explicó Frances Bu'lock, cardióloga pediátrica del Hospital Glenfield.

Su corazón ahora late fuerte dentro de su pecho y podrá vivir una vida normal, aunque de momento va a requerir atención las 24 horas del día.