Comienza en Barcelona uno de los mayores festivales gay del mundo. El 'Circuit' Festival dura 13 días y convierte a la ciudad condal en referente mundial del turismo homosexual. Más tarde, a partir del 19 de agosto, se trasladará a Ibiza.

Barcelona espera recaudar más de 100 millones de euros durante las casi dos semanas que durará esta concentración a la que el año pasado acudieron 72.000 personas y que este año espera una cifra mayor. "Escuchamos que es el mayor festival gay del mundo. Vinimos el año pasado y nos gustó tanto que hemos decidido repetir", dice uno de los jóvenes asistentes.

Entre los motivos de asistencia figuran la fiesta, las playas, las compras y "los hombres", como reconocen algunos entre risas. La ciudad espera un total de más de 20 fiestas, los hoteles están al completo y las tiendas superan ampliamente su recaudación habitual. "En un día normal hacemos unos 2000 euros y ahora en circuit, 3, quizás 4", explica un joven en un comercio.

De los asistentes, ocho de cada diez son extranjeros. Europeos y americanos en su mayoría, pero también de países árabes o asiáticos. Teseo Quadreny, portavoz del 'Circuit', explica el éxito del festival: "La homosexualidad continúa perseguida en muchos países y, para muchos, el 'circuit' es un oasis, una manera de hacerse visibles y de disfrutar libremente, porque en sus países es imposible todavía".