¿Alguna vez tomarte algo en un chiringuito te ha costado un riñón?,¿y en el centro de Madrid?, ironizando con este tema, este tweet ha revolucionado las redes presentando al Ministerio de Trabajo como la solución para ahorrar dinero con la cañita de mediodía. El tweet de Dani H. adjunta la foto del ticket diciendo: "Me gustaría compensar vuestras experiencias de clavadas memorables en chiringuitos con estos precios populares del Ministerio de Trabajo. Gracias."

 

Y es que si además, comparamos los precios de Trabajo con el salario de diputados y funcionarios que trabajan ahí, con los precios de las cafeterías de las universidades públicas, la diferencia es notable. Los trabajadores del Ministerio de Trabajo se enfrentan a un menú del día con un precio que por poco supera los tres euros, mientras que los estudiantes de la Complutense pagan por el menú dos euros más.

Sólo hace falta comparar los salarios de estos funcionarios con los de los estudiantes universitarios para empezar a cuestionar la cuantía de las subvenciones a las cafeterías públicas. Y resulta que la subvención de la cafetería del Ministerio de Trabajo superaba en 2015 los dos millones de euros.