El audio de una de las testigos que estuvo presente durante la lipoescultura de Sara Gómez, fallecida en Cartagena tras esta operación, podría ser clave en la investigación.

En este mensaje de voz que envía a una amiga explica que estuvo "en la intervención", pero no trabajando, sino observando. Es instrumentalista y, en ese momento, estaba en el quirófano como aprendiz.

En su declaración ante el juez aseguró que no vio nada e, incluso, negó que se hubiera producido un encontronazo entre el cirujano que operó a Sara y el anestesista, asegurando que todo transcurrió con normalidad.

Sin embargo, en el audio que se recoge en este vídeo sí dio más detalles sobre lo ocurrido. "La intervención salió muy bien, la 'lipo' quedo exagerada. Se ve que Sara, al tener dos partos, una abdominoplastia y creo que una 'lipo anterior', tenía la pared abdominal dañada. Quizá, la cánula se pudo colar y golpear algunos órganos", dijo tras dos días de la intervención, cuando Sara ya se encontraba en la UCI.

Para la abogada de la familia de Sara, este audio "es bastante revelador". "Ella no tiene conocimientos médicos, luego esa información la tuvo que oír de otras personas que sí los tienen", ha apuntado María Bollarín.

Además, según la defensa, el contenido de su declaración se contradice con este audio y esto podría ser objeto de otro proceso penal si se acredita que hubo un falso testimonio.