El hombre que presuntamente ha asesinado por estrangulamiento a un niño de nueve años en Lardero es un viejo conocido de la justicia en La Rioja. Se trata de Francisco Javier Almeida López de Castro, que fue condenado a 30 años de cárcel en 1998 por el 'crimen de la inmobiliaria' y quedó en libertad condicional en 2020.

El diario 'La Rioja' ha recuperado de su hemeroteca la sentencia de aquel de aquel crimen, en el que fue violada y asesinada María del Carmen López, una agente inmobiliaria de Logroño.

Todo comenzó a mediados de agosto de 1998, cuando el asesino acudió a las oficinas de la inmobiliaria San Martín con la excusa de visitar un piso en venta. Allí se citó con la víctima para visitar una casa el 17 de agosto. Finalmente se vieron a las 20:30 horas de aquel día.

Mientras María del Carmen le enseñaba las instalaciones de la casa, Almeida aprovechó para empujarla sobre la cama y le propinó varios pinchazos que dejaron un total de 17 heridas en la mujer, uno de ellas muy grave que le seccionó la tráquea.

La agresión fue tan violenta que le llegó a morder con fuerza en los labios para acabar clavándole un puñal en el corazón hasta matarla. "Directamente le clavó el arma sobre el corazón", señaló el magistrado Alfonso Santiesteban en su sentencia.

Antes de asesinarla "con especial crueldad", el condenado agredió sexualmente a la víctima, algo que destacó el juez en la condena: "La forma excesivamente violenta de llevarse a cabo la muerte de la víctima (golpe o corte en la zona del pericardio) y la especial crueldad por parte de su autor que, además, llevó a cabo tal acción después de haber atentado de una forma también especialmente cruel contra la libertad sexual de la víctima".

La sentencia le condenó a las penas más altas en aquella época, 20 años por asesinato con alevosía y 10 más por un delito de agresión sexual. Además tuvo que correr con los gastos de las costas procesales y una indemnización de 40 millones de pesetas a la familia de la víctima.

Según ha podido saber laSexta, antes de este crimen, Francisco Javier Almeida López de Castro fue condenado a 7 años de prisión por una agresión sexual en 1993.