Conmoción en la India por el brutal crimen de Twinkle Sharma, una pequeña de dos años y medio. La niña desapareció y días después hallaron su cadáver totalmente descuartizado en un vertedero. Varios perros arrastraron partes del cuerpo desde el lugar en el que se encontraba.

Tras iniciar una investigación, según publica The Telegraph, varios vecinos de la menor que viven a un kilómetro de distancia fueron detenidos y confesaron el crimen.

A través de Twitter, la Policía ha informado de que el desencadenante de los hechos fue una deuda impagada de la familia de la niña. Además, ha dicho que la violación no está confirmada, según datos de la autopsia.

 

El caso será investigado judicialmente siguiendo un procedimiento rápido en aplicación de la Ley de Seguridad Nacional.

El brutal asesinato ha generado una oleada de repulsa a través de las redes sociales donde cientos de personas han exigido justicia por la pequeña Sharma.

Los hechos han ocurrido en la ciudad de Aligarh.