La Policía de Uruguay busca a los responsables del asalto a un furgón blindado en una zona comercial de la capital del país. Los ladrones se hicieron con un botín de 250.000 euros, dinero que robaron en menos de un minuto y después se dieron a la fuga, según publica El Observador.

A pesar de que los agentes trataron de seguir la pista de los asaltantes, finalmente no consiguieron dar con ellos. Sólo encontraron la furgoneta que usaron totalmente calcinada. Mientras, la investigación continúa abierta.