Cuatro turistas y otros tantos nacionales jordanos han sido apuñalados en las ruinas romanas de Gerasa, ubicadas al noroeste del país, según el Gobierno, que ha identificado a las víctimas extranjeras como tres personas de nacionalidad mexicana y una suiza.

Tras la información inicial de la agencia Reuters que apuntaba que las víctimas eran españolas, el Ministerio de Asuntos Exteriores descartó que hubiera ciudadanos españoles afectados.

Por su parte, el ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, confirmó en Twitter la agresión a tres turistas que realizaban una visita guiada. "Una de las víctimas está grave, otra está siendo intervenida. El Gobierno de Jordania nos ha apoyado en todo momento", indicó.

 

El ministro de Sanidad de Jordania, Saad Jaber, confirmó a la citada agencia un total de ocho víctimas. Según la agencia de noticias oficial Petra, los jordanos agredidos son dos agentes, un guía turístico y un conductor de autobús.

Jaber ha asegurado que cuatro de las víctimas presentaban heridas moderadas o graves, mientras que las restantes solo sufrieron daños leves.

Por otra parte, el presunto autor del ataque ha sido detenido y se encuentra bajo custodia de las autoridades, sin que por el momento haya trascendido su identidad y los motivos tras el apuñalamiento múltiple.

La ciudad de Gerasa, situada a unos 30 kilómetros al norte de Ammán, es uno de los enclaves turísticos más populares de Jordania. Se trata de un complejo histórico en el que hay varios monumentos y restos arqueológicos que datan de la época romana.