El pueblo de Sant Vicenç dels Horts ha amanecido con un muñeco ahorcado de un puente con la cara de Oriol Junqueras y las siglas ERC escritas en la barriga, según ha denunciado Gabril Rufián. Además, la figura iba acompañada de pintadas que decían "Oriol púdrete en la cárcel".

El candidato a las elecciones europeas es de ese municipio y por sus calles aún pasean sus hijos y parte de su familia.

Gabriel Rufián, diputado de ERC en el Congreso, ha denunciado los actos en su cuenta de Twitter.

"Así ha amanecido una de las calles del pueblo de Oriol Junqueras. Calles por las que sus hijos pasan cada día para ir al colegio. Lo pongo al menos aquí porque igual se les olvida contártelo y si fueran otros te lo pondrían hasta en el teletexto", dice la publicación.

 

Este es el segundo ataque a Junqueras en su propio pueblo en menos de una semana. Hace unos días la sede de ERC en la localidad amaneció con pintadas de "Junqueras, no verás a tus hijos en 30 años" cuyas letras 'o' eran cruces celtas (utilizadas por los movimientos nazis).