Un atún de grandes dimensiones apareció varado en una playa de La Manga (Murcia) causando revuelo entre los bañistas, que se congregaron en torno al pez. Sin embargo, ante la atónita mirada de quienes allí se encontraban, algunos no dudaron en cortar al animal en filetes para llevárselo.

En un vídeo grabado por una testigo, se observa a un hombre que, cuchillo en mano, despedaza la carne del pez muerto, mientras otro sujeta una bolsa en la que van introduciendo los trozos. Mientras, la persona que graba comenta que "aquí ya se están haciendo el reparto".

 

La surrealista situación ha generado un cierto debate en la citada red social, donde muchos usuarios que han criticado la acción de las personas que cortaron la carne del pez, alertando de la imprudencia de consumir la carne del pez sin conocer la causa de su muerte. Otros, en cambio, han defendido su comportamiento.