Que el destino final del avión que partió de Jerez de la Frontera y terminó estrellado en el mar Báltico fuera el mar evitó que la tragedia fuera aún mayor que si llega a caer sobre una población.

Una avión privado registrado en Austria se ha estrellado este domingo en el Mar Báltico, cerca de cerca de Ventspils, Letonia, después de haber volado de forma errática y sin radio unos 3.500 kilómetros desde la ciudad española de Jerez de la Frontera, con cuatro personas a bordo, y con destino al aeropuerto alemán de Colonia/Bonn.

¿Qué pasó para que terminara estrellado en el mar? En el vídeo contamos paso a paso cómo sucedió.

El avión salió a las 14:56 del domingo con destino Colonia (Alemania), y poco después de despegar ya comunicaron problemas con la presión en cabina.

Más tarde, y tras cruzar España, se perdió el rastro de la aeronave por completo, por lo que cazas españoles y franceses despegaron para comprobar la situación del aparato. Lo más grave, una vez que lo alcanzan, es que desde los cazas no ven a nadie en la cabina, lo que hace suponer que las cuatro personas que iban a bordo se hubieran quedado sin oxígeno.

Después, el avión cambia de trayectoria hasta dos veces. Una sobre París, otra sobre Colonia, donde tenía que haber aterrizado. Más tarde, emprendió su dirección en línea recta hacia el mar Báltico.

Tras ello, el avión empezó a perder velocidad y altitud. Fueron aviones militares daneses los testigos de cómo empezó a volar sin rumbo y a dar vueltas, para finalmente estrellarse en el mar. Medios marinos y aéreos de Suecia y Letonia participan en las tareas de búsqueda de los restos de los pasajeros y del avión.

A bordo viajaba una familia de origen alemán. Peter Griesemann, empresario dueño de Quick Air, una empresa especializada en pequeños vuelos privados. El hombre, de 72 años, se describía como piloto apasionado. También viajaban su mujer, Juliane de 68, su hija Lina, de 26 y otro joven de 27 años.

La familia venían de pasar el verano en su lugar de vacaciones habitual, Zahara de Los Atunes, localidad muy frecuentado por alemanes.