La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía ha retirado del mercado por listeriosis un lote de chorizo de la empresa 'Chacinas El Bosque', comercializado en diferentes presentaciones y bajo su marca comercial y la de 'Hermanos Gómez Jiménez de Villamartín'.

Según ha informado la Consejería en un comunicado, citado por la agencia Efe, el hallazgo se ha producido a raíz del seguimiento de la alerta por la presencia de Listeria Monocytogenes en morcilla de la misma marca, iniciada el pasado 30 de septiembre. En concreto, se trata del lote 150922, con fecha de consumo preferente 15/03/2023, y que ya ha sido inmovilizado y retirado del mercado.

Los productos habían sido distribuidos por las dos empresas anteriormente chitadas ('Chacinas El Bosque' y 'Hermanos Gómez Jiménez de Villamartín') en varias localidades de la provincia de Cádiz como Villamartín, Sanlúcar de Barrameda, El Bosque, Prado del Rey, Benamahoma, Jerez de La Frontera, Chipiona, Zahara de la Sierra, Grazalema y Algodonales, así como en El Cuervo (Sevilla) y la capital hispalense.

A la vista de los resultados positivos obtenidos y de la investigación en curso, la empresa está retirando también los productos elaborados después del 13 de septiembre, con la marca de identificación 10.024902/CA.

Se trata en concreto de cabeza de lomo, salchichón extra, salchichón ibérico casero, cuche y morcilla cocida de la marca 'Chacinas El Bosque'; chorizo picante rosario, chorizo rosario, chorizo herradura de las marcas 'Chacinas El Bosque' y 'Hermanos Gómez Jiménez de Villamartín'; morcilla 'El Bosque de Hermanos Gómez Jiménez de Villamartín'; y buche pardo y morcilla de hígado de la marca 'Gourmet del Sur'.

Estos productos han sido distribuidos en la provincia de Cádiz, Sevilla (Los Palacios y Sevilla capital) y las unidades de cabeza de lomo mechada también a un punto de venta de Barcelona y a dos de Madrid. Una información que ha sido trasladada a los servicios de control oficial de dichas provincias para que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización, así como a través de la red de alerta alimentaria SCIRI a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Se recomienda a las personas que pudieran tener en su domicilio este producto objeto de la alerta y de la información se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de compra. Hasta el momento, según la Consejería, no hay ningún caso de esta infección vinculado al consumo de este producto.