La Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia (AMADE), que agrupa a 202 centros privados de la Comunidad de Madrid, ha denunciado que el 88,75% de sus asociados no ha recibido las vacunas contra el coronavirus ni sabe cuándo lo harán.

La asociación, que aglutina a más del 80% de las residencias y centros de día privados de la región, según indica en un comunicado, asimismo lamenta que solo el 11,25% de sus asociados han recibido la visita de los equipos especializados en administrar las dosis.

De los que aún no han recibido la vacuna, solo el 16,9% tiene fecha para iniciar el proceso para las primeras dosis, según AMADE, que ha llevado a cabo un cuestionario entre sus asociados del que se desprende que el 88,75% "confiesa no tener conocimiento de cuándo ni cómo se iniciará el proceso de vacunación en sus centros".

Según su presidenta, Pilar Ramos, los responsables de los centros encuestados también destacan "la falta de información" que están recibiendo sobre el proceso y "la lentitud con la que se está llevando a cabo" la vacunación.

En este sentido, los datos del Ministerio de Sanidad apuntan que Madrid sigue a la cola de España en lo que se refiere a la administración de vacunas: hasta este miércoles, la región había puesto 49.228 de las 147.540 recibidas hasta ese momento, lo que supone un 33,4%.

La Comunidad ya ha empezado a vacunar a sus profesionales sanitarios, tras iniciar la vacunación el pasado 27 en las residencias de ancianos y personas con discapacidad. De acuerdo con el Ejecutivo autonómico, en la región hay 651 centros sociosanitarios: 449 de mayores, 175 de discapacidad y 27 para personas con enfermedades mentales.

Por su parte, desde AMADE también señalan que en el 80% de los centros más del 85% de los profesionales ya han dado el consentimiento informado para vacunarse. Un dato que consideran "muy significativo" pero que creen que "no es suficiente", algo que achacan a "la falta de información sobre la vacuna y sobre el procedimiento".

Asimismo, según los datos que maneja la asociación, en todos los centros el porcentaje de residentes que sí quiere la vacuna supera el 90%.