Hombres de buena apariencia, de mediana edad, educados, corteses... es el perfil que comparte Emergencias Sevilla de un grupo de delincuentes especializado en asaltar viviendas de origen georgiano de cara a las vacaciones de verano.

En esa campaña, publica el patrón físico de los cuatro componentes, cuya fuente es la Interpol. Afirman que siempre actúan en pareja y que hablan lo justo para no delatar su acento, llevando ropa ligera y un macuto o una mochila para transportar sus herramientas.

Se desplazan en bicicleta o en un coche de nivel medio, empleando varios días para vigilar el piso. Para confirmar que no hay nadie en el piso, utilizan marcas como la posición del felpudo, testigos de plástico o comprobar el estado del buzón.

 

Piden ayuda ciudadana e instan a avisar a la Policía Nacional si se tiene alguna sospecha de ellos. "Cualquier dato puede ser útil", zanjan. Además, comparten una imagen de esos plásticos que se dejan por parte de los ladrones.

"Presta atención a tu puerta y a las de tus vecinos si detectas estas marcas. Si observas extraños que acceden a tu bloque, pueden estar rastreando las viviendas", aseguran.