Extremadura ha informado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) de una compañía de bollería cuyos productos no cumplen las mínimas "condiciones higiénico sanitarias". Se trata del establecimiento Dulce Extremadura S.L., conocido por comercializar nidos de chocolate, lenguas de gato o bizcochos, entre otros productos.

Ante la advertencia regional, la AESAN ha optado por decretar la alerta alimentaria. De este modo, la entidad ha sido cerrada temporalmente: "La actividad de este establecimiento fue suspendida cautelarmente por las autoridades sanitarias competentes, debido a las deficiencias higiénicas y sanitarias constatadas, con el consiguiente posible riesgo para la salud pública", escribe la entidad en un comunicado.

Según esta organización, adscrita al Ministerio de Consumo, la empresa extremeña ha comercializado todo tipo de bollería bajo el nombre de otras marcas, como Haas Diet, Vitadulce Diet y Patisserie Dulex, las cuales se recomienda no consumir.

 

Asimismo, como apunta la AESAN, en el etiquetado de algunos de estos productos se indica de forma destacada la mención “sin gluten”: "Las autoridades competentes no pueden garantizar el cumplimiento de tal afirmación y, por tanto, la aptitud para celíacos", añaden.

Ahora bien, a pesar de que Consumo haya identificado algunas de las ramificaciones de Dulce Extremadura, no descartan que otras marcas asociadas puedan tener estos mismos problemas de higiene. Es más, la entidad, ante "la limitada información disponible", establece la alerta para "todos los productos elaborados" por esta empresa, "bajo cualquier marca y denominación de venta, independientemente de que vayan o no con la indicación de sin gluten".

Al fin y al cabo, podría suponer un riesgo para la salud pública, ya que estos productos "han sido distribuidos en todo el territorio nacional". De este modo, la información ya ha sido trasladada a todas las comunidades autónomas, para que corten de inmediato el suministro. Junto con eso la AESAN deja un último mensaje: "Se recomienda a las personas que tengan en su domicilio productos afectados por dicha alerta, se abstengan de consumirlos y los devuelvan al punto de compra", concluyen.