Los preservativos falsificados se diferencian de los originales en que entre "la fecha de caducidad y el lote figura 'made in Thailand' o 'made in China'", algo que no figura de esa manera en los originales.

La AEMPS advierte de que "en el etiquetado del producto, el nombre del modelo figura en inglés ('Classic', 'Extra Safe', 'Tickle Me' y 'Feel Thin') y el resto de la información en los idiomas húngaro, búlgaro, rumano y serbio".

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha hecho una serie de recomendaciones para descartar productos falsificados:

  • Examinar atentamente los productos antes de usarlos, teniendo en cuenta que la información tiene que estar en español.
  • Si sospecha que un producto puede ser falsificado, no lo utilice, póngase en contacto con el distribuidor local del fabricante, Reckitt Benckiser Healthcare, S.A., en el teléfono 93 842 61 37 para determinar si el producto es auténtico.
  • En el caso de que se confirme que el producto es una falsificación, informe a la AEMPS por fax al número 91 822 52 89 o por correo electrónico a la dirección pscontrol@aemps.es, incluyendo los datos de la empresa que les ha suministrado el producto.