El menor, que el próximo curso hubiera iniciado el bachillerato artístico en la localidad de Durango, estaba a la espera de un tratamiento hormonal con testosterona en el Hospital de Cruces, según ha indicado dicha asociación, a la que pertenece la familia.

 

Chrysallis ha destacado que las "demoras" en los tratamientos se suman a otras dificultades que "dejan al límite" a estos jóvenes y, al final, "vence la desesperanza".

En recuerdo de este adolescente, la asociación ha convocado una concentración este sábado a las 17:00 horas en Ondarroa.