Ocho vecinos de la localidad sevillana de Gelves han recibido este viernes, por error, una dosis multiplicada de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer. Estas personas se encuentran ya en sus casas, vigilados por el centro de salud de la localidad.

La Consejería de Salud andaluza ha confirmado que se trata de ocho personas a quienes se ha administrado la vacuna sin diluir, en la Unidad Móvil de vacunación ubicada en San Juan de Aznalfarache. Tras detectarse el incidente, se han trasladado al centro de calud de San Juan, donde han sido atendidos por un médico de Atención Primaria.

Según la agencia Efe, fueron los propios sanitarios que participaban en la administración de la vacuna quienes dieron cuenta del error y avisaron a las personas que habían sido inoculadas.

Los usuarios se encuentran controlados según protocolos establecidos y con seguimiento de personal sanitario en sus domicilios y continuarán así hasta las 72 horas posteriores, sin que por el momento hayan presentado efectos adversos.

La Consejería ha indicado que, en los primeros ensayos clínicos realizados con aumento de dosis en el mismo acto vacunal, se observó que no había un especial aumento del riesgo de efectos adversos con el doble de dosis del habitual. En cualquier caso, el incidente ha sido notificado tanto al Centro Andaluz de Farmacovigilancia como al Sistema Autonómico de Notificación de incidentes y eventos adversos.

Fuentes sanitarias citadas por la agencia Efe, por su parte, indican que las personas afectadas podrían desarrollar secuelas como dolores de cabeza, musculares o mareos, pero en los pocos precedentes que se conocen los síntomas remitieron a los pocos días. En este sentido, se conoce un caso al norte de Alemania y de una enfermera italiana, y en ambos los síntomas desaparecieron con el paso de los días.