La Audiencia de Barcelona juzga a cinco jóvenes magrebíes acusados de abusar sexualmente de una chica en el ascensor de la parada de metro de Santa Coloma de Gramanet (la línea 9) y de intentar matar a cuchilladas al novio de ella a las puertas de la estación en noviembre de 2018. En un principio los Mossos detuvieron a 15 jóvenes de los que cinco están siendo juzgados.

Expediente Marlasca ha accedido en exclusiva a las fotografías de la cámara de seguridad de la estación de metro que prueban que estuvieron en ese lugar y a la hora indicada.

Todo comenzó en el vagón del metro, donde increparon a la joven, y posteriormente continuó la agresión con tocamientos, besos y vejaciones de todo tipo en el ascensor de la estación. El grupo de agresores huyó del lugar hasta una gasolinera cercana. Ya en el exterior, la joven explicó lo sucedido a su novio, que se les llamó increpándoles.

En ese momento los presuntos agresores se esfumaron de la gasolinera y se dirigieron al chico, como se puede ver en las imágenes (la gasolinera aparece vacía instantes después). Una vez iniciada la discusión, le apuñalaron en el costado provocándole una herida de 18 centímetros de profundidad y por la que tuvo que ser operado de urgencia.

Este jueves, uno de los cinco acusados no se ha presentado al juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona. A ellos les piden una pena de ocho años de cárcel por intento de homicidio y 2,5 años por abuso sexual.

Durante la exposición de los hechos en la sesión de hoy, uno de los cinco acusados se ha reído mientras escuchaba el relato.