EL ATRACADOR PUDO RECIBIR UNA BALA QUE HABRÍA REBOTADO

EL ATRACADOR PUDO RECIBIR UNA BALA QUE HABRÍA REBOTADO

Absuelven a un guardia civil acusado de homicidio por matar a un atracador en Guadalajara

Debido a la existencia de dudas "más que razonables" sobre la culpabilidad del agente, finalmente la Audiencia Provincial de Guadalajara ha absuelto al guardia civil.

Coche de la Guardia Civil, imagen de archivo
Coche de la Guardia Civil, imagen de archivo | Agencias

La Audiencia Provincial de Guadalajara ha absuelto al guardia civil acusado de homicidio por disparar y causar la muerte a un presunto atracador en un polígono industrial de Guadalajara en 2013, tras conocerse el veredicto del jurado popular de no culpable.

El jurado popular ha estado deliberando y el portavoz ha señalado que "hay dudas más que razonables" sobre la culpabilidad del acusado. En este sentido, ha señalado que las únicas certezas que consideran probadas es que la Guardia Civil recibió un aviso y que la patrulla participaba en un dispositivo en el que se encontraron a tres personas a las que consideraron sospechosas por su comportamiento, puesto que no atendieron a la orden de alto y huyeron.

El jurado ha considerado que se tomaron las medidas suficientes a la hora de disparar y que hay informes que discrepan y ninguno concluye si el disparo pudo ser directo o pudo rebotar. Para ello han tenido en cuenta los informes sobre las esquirlas encontradas en el orificio de bala de la víctima que a los expertos les han llevado a pensar que llegaron allí a consecuencia de un rebote.

Por todo ello, entienden que hay dudas "más que razonables" para declarar al acusado culpable, por lo que el tribunal ha dictado sentencia absolutoria. El fiscal solicitaba dos años de prisión por un delito de homicidio imprudente y cuatro años y seis meses de prohibición de tenencia de armas, así como inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión durante cuatro años y seis meses.

Por su parte, las acusaciones particulares, que representan a los padres, la hermana y el hijo del fallecido, consideraban los hechos constitutivos de un delito de homicidio con dolo eventual por lo que solicitaban una pena de 13 años de prisión.

La defensa y el abogado del Estado, personado en la causa al tratarse de un guardia civil, pedían la libre absolución al considerar que el agente actuó en legítima defensa y cumpliendo con su deber.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 26/06/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.