Un recibo de 3.740,14 euros. Es la factura de la luz que le llegó al dueño de Pizzametro, en Granada, que la hizo pública a través de las redes sociales. Si la situación sigue así, podría verse abocado a cerrar su restaurante, según ha denunciado en declaraciones a 'Ideal'.

Hasta hace poco, según el citado diario, Alessandro Imperiali pagaba unos 2.000 euros al mes por la luz de su local. Un establecimiento que cuenta con tres hornos que, por las características del negocio, deben permanecer encendidos precisamente durante las horas de consumo más caras con la nueva tarifa de la luz.

Entrevistado en 'Antena 3', el hostelero ha indicado que por este motivo le resulta "prácticamente imposible" ahorrar en el recibo eléctrico: "Tenemos un horario que tenemos que respetar. Sería un poquito complicado decir a nuestros clientes que vamos a abrir desde las 00:00 de la noche a las 07:00 de la mañana", ha apuntado.

Ahora, ha afirmado, la enorme factura que ha recibido descuadra "absolutamente" sus cuentas, especialmente tras un año y medio de pandemia. "Nos están quitando todo el entusiasmo, todo el ánimo", ha lamentado el restaurador, que abrió el restaurante junto a su hermano hace ya 15 años y tiene 12 empleados, según ha explicado en 'Antena 3'.

Aunque afirma que se han "reinventado totalmente", Alessandro advierte de que "al final de mes algo hay que llevar a casa". "Al negocio le puedes poner tanto corazón, pero al final hay que echar números. Llevamos año y medio perdiendo dinero todos los meses", ha relatado.