La red social Twitter ha vivido en la tarde de este viernes un nuevo episodio de revuelo político que ha contado con dos claros protagonistas: Yolanda Díaz y Toni Cantó. La vicepresidenta y ministra de Trabajo ha planteado durante una intervención poner fin -o al menos, cambiar- el término 'patria'. En concreto, ha pedido abandonar "la carga pesada del concepto 'patria' para trabajar sobre el concepto 'matria'".

"La matria es algo que cuida, que trata por igual a todas las partes, que no discrimina a nadie porque hable una lengua determinada fundamentada en algo que me construye a mí misma que es el diálogo". Así se ha expresado Díaz durante su participación en un acto celebrado en el marco de la Semana Negra de Gijón, festival literario en activo desde 1988 que se celebra anualmente en la ciudad asturiana.

 

Un planteamiento que no ha gustado nada entre la derecha política, que ha cargado duramente con el razonamiento de la ministra. Entre ellos, Toni Cantó, que ha puesto un tuit que no obstante se le ha acabado volviendo en su contra: "Lideramos todas las tasas de paro de la Unión Europea. Y Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, preocupándose de lo importante. Abandonar el concepto Patria y trabajar en el concepto 'Matría'". Cantó, que es director de la Oficina del Español -cuya función sigue sin quedar clara-, ha recibido un aluvión de reproches al escribir 'matria' con tilde.

Pero no ha sido el único en criticar fervientemente el planteamiento expuesto por la vicepresidenta del Gobierno. Marcos de Quinto, exdirigente de la empresa Coca-Cola y de Ciudadanos, ha señalado en Twitter que "la izquierda, incapaz de cambiar las condiciones de vida y el entorno social y económico de las personas, se afana en cambiar a las propias personas", y ha precisado: "A diferencia de quienes respetamos la libertad del individuo, ellos quieren imponernos cómo hablar, qué comer, cómo pensar, etc.".

También el escritor Fernando Sánchez Dragó ha recriminado a Díaz su valoración señalando que "patria es patrimonio y no guarda relación con patriarcado", añadiendo que lo que ella "ansía no es una matria, sino una madrastria" -si bien hay que aclarar que patria sí viene de la palabra padre en latín, así como patrimonio-. Otros, en cambio, sí han aplaudido la idea expresada por Díaz. Es el caso de la periodista Gemma Soriano, que ha recordado "que el concepto "matria" ya estaba en la literatura desde los tiempos de Virginia Woolf" y ha pedido a los ofendidos que dejen de "rascar las heridas".

También el periodista David Martínez, que ha indicado a través de su cuenta personal: "Como en tantas polémicas artificiales creadas para ridiculizar lo que no se entiende o se entiende pero da igual, nada nuevo bajo el sol. Viene de lejos este bello concepto que no figura en el diccionario, donde sí figura toballa o murciégalo". O Jéssica Albiach, presidenta de En Comú Podem, que ha celebrado la expresión de Díaz señalando que "necesitamos construir un proyecto de convivencia más allá de las identidades cerradas y absorbentes. Un modelo plural basado en el diálogo".