Shannen Doherty vuelve a tener cáncer. Tras el diagnóstico en 2015 que confirmaba que estaba enferma, la actriz de 'Sensación de vivir' ha revelado este martes en el programa 'Good Monirng America' de ABC News que vuelve a sufrir cáncer de mama.

La actriz no acudía al programa de Amy Roach, la presentadora de ABC News, para anunciar ningún futuro proyecto, sino para contar que de nuevo se encuentra en una lucha por su vida. "Va a salir en cuestión de días o una semana que estoy en la etapa cuatro. Así que mi cáncer volvió. Y es por eso que estoy aquí".

 

En la entrevista, Shannen Doherty mostró su miedo por tener que volver a enfrentarse a una enfermedad como esta. "No creo que lo haya procesado. Es una píldora amarga para tragar de muchas maneras", confesó.

Desde su diagnóstico en el año 2015, la actriz de 48 años ha hecho pública su batalla contra el cáncer tanto con fotografías a través de sus redes sociales como hablando sobre ello públicamente, mientras que en esta ocasión Doherty ha preferido guardar para sí misma las noticias sobre su salud.

"Definitivamente tengo días en los que digo por qué a mí. Y luego pienso, bueno, ¿por qué no a mí? ¿Quién más aparte de mí merece esto? Ninguno de nosotros", añadió la protagonista de 'Embrujadas'.

"Diría que mi primera reacción siempre es preocuparme por cómo decírselo a mi madre, a mí marido..." explicó entre lágrimas y muy emocionada Shannen.

Homenaje a Luke Perry con la vuelta de 'Sensación de vivir'

A pesar de volver a sufrir cáncer, Shannen Doherty se embarcó en el rodaje de la nueva 'Sensación de Vivir', en una especie de revival donde los actores interpretaban a versiones ficcionadas de ellos mismos relanzando la serie.

Uno de los motivos por los que se decidió a hacer la serie fue por su amigo Luke Perry, coprotagonista que falleció de un derrame cerebral cuatro meses antes del set de reinicio de 'Sensación de vivir'. "Es muy raro que me diagnostiquen y que alguien que estaba aparentemente sano se vaya antes", afirmó la actriz. "Fue un shock. Lo mínimo que podía hacer era honrarle haciendo la serie", añadió.

Además, otra de las razones por las que decidió participar en la serie fue demostrar que a pesar de estar enferma podía continuar con su vida. "Pensé que así la gente podría ver que otras personas en la cuarta etapa pueden trabajar. La vida no termina cuando recibimos ese diagnóstico, todavía nos queda algo por hacer", explicó Doherty.