Miley Cyrus está cansada de que su vida amorosa y sentimental sea foco de todas las miradas de los medios de comunicación. Las últimas críticas llegan después de que se viralizase un vídeo en el que se la habría visto besándose con el músico Cody Simpson, quien también acaba de romper con su novia.

Hace dos meses, al separarse de su exmarido, el actor australiano Liam Hemsworth, tuvo que emitir un comunicado para desmentir los rumores de que su divorcio había sido provocado por una infidelidad de la cantante. Ahora lo ha vuelto a hacer para defender su derecho a tener relaciones con quien quiera, ahora que no tiene un compromiso con su expareja.

Así, a través de su cuenta de Twitter ha reconocido que entiende el público se sienta involucrado con su vida y con su pasada relación porque la han "visto crecer", pero reivindica que ya ha crecido, que toma las decisiones por si misma y que lo que se ve en internet es lo único que la gente sabe de ella.

Explica que los hombres cambian de pareja, se van con chicas más jóvenes y toman decisiones sin que nadie les avergüence o les haga sentir como "fulanas" por ello. De hecho, dice que "se les considera 'cracks', 'rompecorazones' o "mujeriegos" mientras que a las mujeres se las llama 'putas' o 'guarras'" por lo mismo.

 

"Estoy tratando de sobrevivir en un mundo de hombres. Si no puedes con ellos, únete a ellos", indica en su mensaje.

Además, ha avisado a los medios y al público en general que no está dispuesta a restringir su vida sentimental solo a la intimidad de su casa. Cuenta que lleva toda su adolescencia comprometida con hombres, por lo de que tener "citas" es también nuevo para ella: "Acostumbraos a mis citas, ahora mismo es lo que me toca".

 

La artista ha escrito un irónico hashtag a modo de firma al concluir el comunicado: #HotGirlFall, en español, "otoño de la tía buena", para resaltar la idea de que durante estos meses tiene intención de seguir explorando su vida amistosa y sentimental, y espera que nadie le reproche por ello.