La presentadora Paula Vázquez ha respondido a través de Twitter a quienes culpan a las manifestaciones feministas del 8 de marzo de la propagación del coronavirus, con un tuit que en poco tiempo ha acumulado miles de interacciones: "El 70% de los fallecidos por Covid-19 en España son ancianos de residencias. ¿Dirá la Guardia Civil que acudieron al 8M?".

 

Vázquez aludía así a los polémicos informes del Instituto Armado en el marco de la investigación al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, al que la jueza investiga por haber autorizado las concentraciones del Día de la Mujer. Informes que incluían errores -entre otros, sobre la fecha en que se declaró la pandemia global- y bulos.

La colaboradora televisiva se pronunciaba así, además, en plena controversia por la gestión de las residencias de ancianos durante los peores momentos de la crisis sanitaria, una cuestión que ha desencadenado una tormenta política en la Comunidad de Madrid por sus protocolos para la hospitalización de los residentes en estos centros, que excluían a los mayores en función de su grado de dependencia.

"Quieren silenciar lo de las residencias con el 8M pero aquí estamos las feministas para sacarle las vergüenzas pacíficamente", apuntaba Paula Vázquez al respecto en una publicación anterior, en la que enumeraba otros eventos multitudinarios que tuvieron lugar el mismo fin de semana que el Día de la Mujer.

 

Las opiniones de la presentadora sobre este tema han recibido miles de respuestas, entre ellas la de un usuario que le decía: "La pregunta correcta sería: ¿a cuántos habéis contagiado?". Ante este comentario, Vázquez no ha dudado en responder afirmando que a ninguno y adjuntando como 'prueba' el resultado de su propia PCR negativa.

 

La presentadora, que dice estar "harta de la utilización que hace la extrema derecha del feminismo" asimismo ha promovido a través de sus redes sociales una campaña de Change.org que responde a la "criminalización" de las marchas feministas.

Paula Vázquez no tiene reparo en compartir sus opiniones políticas a través de las redes sociales, donde en el pasado ha recibido ataques por este motivo. Fue lo que ocurrió cuando alabó el Ingreso Mínimo Vital en Twitter, una publicación que le valió una lluvia de insultos en la citada red social. "Si queréis ver lo cobardes que son los fascistas que están en contra, probablemente escupan su bilis aquí abajo, pero sin dar la cara", se anticipaba ella.