Meghan Markle y el príncipe Enrique disfrutan de la primera Navidad de su hijo Archie, de siete meses. Así, el pequeño de los duques de Sussex se ha convertido en la estrella de la felicitación navideña de sus padres para la organización benéfica The Queen’s Commonwealth Trust, de la que son presidente y vicepresidenta.

 

En la imagen, el pequeño Archie aparece en un primerísimo plano, mientras que sus padres le observan sonrientes. Sin embargo, la polémica estaba servida y la imagen no ha quedado exenta de críticas.

Medios británicos como 'Daily Mail' han asegurado que la fotografía está repleta de Photoshop. El motivo, apuntan que la cara del príncipe Enrique aparece más difuminada que la de Meghan, y sostienen que se trata de algo intencionado.

El debate por la felicitación navideña ha provocado que la autora de la imagen diera su versión a través de Twitter. Se trata de Janina Gavankar, amiga de la duquesa de Sussex, que ha decidido zanjar la polémica. "Estoy muy orgullosa de haber tomado la foto de Navidad de una de mis mejores amigas y su familia. Aquí está el original que se envió", ha tuiteado Janina.

 

Además, Gavankar lanza un mensaje al diario británico: "para The Mail, veo que tu campaña contra mi amiga continúa. Buen Photoshop de mi imagen sin Photoshop. Ahora volvamos al espíritu de Navidad y no al espíritu de malicia", ha añadido.

 

No obstante, según apunta Vanity Fair, todo se debe a un error de la distribución de la fotografía. Así, el pasado martes la agencia PA Images advertía a los medios de que la fotografía que había sido transmitida un día antes no era representativa de la tarjeta de Navidad enviada por los duques.