El bar de Vallanca, un pueblo de la provincia de Valencia, busca dueño o tendrá que echar el cierre. En el municipio hay empadronadas poco más de 130 personas, pero tras la crisis del COVID-19, algunas familias están decidiendo reformar sus casas para instalarse de manera definitiva en el pueblo.

Y precisamente el bar, como centro neurálgico del municipio, es uno de los locales que necesitan que subsista para dar vida al pueblo. Por eso, los vecinos han decidido hacer un llamamiento para que personas que busquen trabajo y no les importe asentarse en un pequeño municipio se animen a llevar el bar.

Entre ellos destaca la voz de un niño pequeño que ha grabado un vídeo pidiendo que alguien vaya a explotar el bar, que además tiene zona de alojamiento y un local de alquiler de bicis. Su madre ha compartido el llamamiento a través de las redes sociales y en poco tiempo se ha hecho viral.

"Mi hijo pidiendo que alguien venga a explotar el bar, hotel, alquiler de bicis del pueblo porque si no, se acaba la vida aquí. Comparte por favor. Ven a vivir y trabajar al pueblo. Todo montado, solo hay que currar", reza el mensaje de la mujer que acumula miles de 'me gusta' en Twitter.

 

El pequeño cuenta, mientras muestra donde se encuentra ubicado el bar, que el sitio "mola bastante": "Tiene esta terraza con seis mesas, después por dentro está súper lleno de gente pero se lleva bastante bien y también tiene un sitio de hotel y una plaza ahí abajo donde pueden jugar los niños. Aquí se pueden alquilar bicis BTT y tiene esta placita de los gatos que te puedes coger un helado y comértelo y el sitio es precioso", anima el joven, dispuesto a salvar a su pueblo de la despoblación.

El Ayuntamiento ha publicado en su página web la oferta de la concesión de la explotación del local. Quien esté interesado en regentar el bar tendrá que, primero enviar la solicitud al consistorio antes del 23 de noviembre. Si se le concede la explotación, será a cambio de pagar una cantidad anual, como un alquiler, y cumplir con unos servicios mínimos y un horario acordado por los vecinos.