El enlace entre Pilar Rubio y Sergio Ramos sigue guardando anécdotas y detalles hasta ahora desconocidos. El último en desvelar los entresijos de la celebración ha sido el también futbolista Santi Cazorla, en una entrevista en 'El Hormiguero' en la que ha revelado, por ejemplo, la hora a la que se retiraron los invitados.

Pablo Motos ha admitido que él abandonó la fiesta a las seis de la mañana, pero Cazorla no dio la fiesta por acabada hasta bastante más tarde. "A las 10 llegué, hacía un sol ya que era horrible", recordó.

Para Santi Cazorla, los mejores bailarines de la velada fueron él mismo y Pablo Motos. "Pablo el primero y yo el segundo. Estuve muy bien, acabé con el tobillo un poco tieso, pero mereció la pena. Joaquín también, pero se fue muy pronto", dijo.

Uno de los que más disfrutó fue el portero Pepe Reina, quien, "acabó rompiéndose la camisa". "Ahí dije 'Pepe, es hora de irse'", contó entre risas.

También comentaron detalles de la comida y la bebida, con especial énfasis en el chocolate con churros que se sirvió ya de madrugada. "Del ron pasé a los churros con chocolate", comentó el futbolista del Villareal, "había unos churros brutales".

Según Motos y Cazorla, además "había drones por todas partes" y la llamativa noria en la que pudieron subirse los invitados "estaba a dos kilómetros" del lugar de la cena. No fue la única atracción de feria, pues hubo incluso "coches de choque", que hicieron las delicias de invitados como el propio Cazorla, .

Tanto Motos como el futbolista aplaudieron la famosa prohibición de los teléfonos móviles. "Al final la gente se soltó y fue uno mismo", dijo Cazorla, que reveló quién fue el único invitado que pudo saltarse la restricción: el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez.

"Solo tenía el móvil Florentino, estaba viendo el partido de básket de la final de la ACB", comentó.