Durante el desfile de 12 de octubre, en el momento en el que los aviones de la Patrulla Águila sobrevolaban el cielo pintando con su estela una bandera de España en el horizonte de Madrid, ha habido un detalle que ha llamado mucho la atención de los espectadores.

Mientras dos aviones dibujaban una franja roja, otros tres pintaban el cielo de amarillo y un tercero cerraba la bandera con el color rojo, el último de los aviones ha dejado una huella de un rojo más oscuro, tirando a color morado. Esto ha recordado a los colores de la bandera republicana.

Son muchas las bromas que ha suscitado este error, y hay quien incluso ha bromeado sobre la posibilidad de que hubiese un piloto republicano infiltrado. Este piloto, han señalado algunos tuiteros a modo de broma, podría ser el propio Pablo Iglesias. Y por eso han hecho montajes como si el expolítico condujese un avión.

 

 

 

"Ante los bulos que circulan tengo que desmentir categóricamente cualquier implicación por mi parte en que la Patrulla Águila haya pintado la bandera republicana en el cielo de Madrid", ha respondido el exvicepresidente del Gobierno, sumándose a la broma.