La historia de Jeremy Meeks se remonta a 2014 cuando la Policía de Stockton le detuvo por posesión ilegal de armas y pertenencia a bandas criminales. Tras su ingreso en prisión la Policía publicó su ficha en las redes sociales y de ahí, al podio de los hombres más sexys del mundo.

Tras ser tentado por diversas agencias de modelos en todo el mundo, su mánager ha confirmado en 'New York Magazine' que Meeks ha recibido una propuesta para aparecer en una película del actor Vin Diesel en Hollywood.

Dice que le satisface más que ser modelo ya que "es algo mas que un físico": "Su imagen tiene que servir para que los menores abandonen las pistolas. Tiene mucho talento y ayuda con su labor a muchos jóvenes".