Han sido 24 años de matrimonio que se "interrumpen" con la publicación de unas fotografías de Iñaki Urdangarin con otra mujer que no es su esposa. La infanta Cristina recibía así un golpe público, otra más, después de que durante el caso Nóos salieran a la luz los correos íntimos de su marido con la esposa de un amigo.

Las fotografías que centran ahora una nueva crisis se hicieron en el País Vasco francés, cerca de Bidart, lugar en el que los exduques han disfrutado anteriormente sus vacaciones en familia. Según describía la revista Lecturas, tanto Iñaki Urdangarin como la joven que le acompaña, Ainhoa Armentia, se dejaban ver en actitud muy cariñosa, "parándose incluso a ver la puesta de sol".

Estas imágenes se habrían tomado el martes 11 de enero, en la playa cercana a la casa que la familia tiene en Bidart y días después de que él hubiera disfrutado de las navidades con su familia, su esposa la infanta Cristina y sus hijos en Vitoria.

Pilar Eyre, la periodista que firmaba este reportaje en Lecturas, avanzaba el gran golpe que podían provocar estas imágenes para Cristina de Borbón. La experta en temas de la Casa Real, señalaba no obstante que no era una sorpresa.

Y es que según se sabía un día después, el exduque de Palma ya habría comunicado a la infanta y a sus hijos la relación meses antes, tras el verano. En su primera reacción ante los medios, Urdangarin decía: “son cosas que pasan y vamos a gestionarlo de la mejor manera posible. Es una dificultad que gestionaremos con la máxima tranquilidad y punto, como siempre hemos hecho”. Mientras, la infanta guardaba silencio.

Hoy el comunicado conjunto ha llegado. La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin han decidido "de común acuerdo, interrumpir su relación matrimonial" decían en línea con otros anuncios similares de Casa Real, sin mencionar palabras como separación o divorcio.

"De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin", reza el textual.

Ahora quedan en el aire otras muchas dudas. ¿Llegará la firma final del divorcio? En este caso cabe recordar la situación vivida por su hermana, la infanta Elena y Jaime de Marichalar. Ambos anunciaban primero el "cese temporal de la convivencia" y tres años y medio después llegaba la firma de la ruptura definitiva.

También surge la duda que qué sucederá con el reparto económico del matrimonio o si la separación Urdangarin -De Borbón puede propiciar que mejore la relación de la infanta con su hermano el rey Felipe VI.

Hoy sin embargo se ha dado respuesta a otra gran pregunta. La periodista Mariángel Alcázar ha revelado donde se ha refugiado la exduquesa de Palma la última semana. Según ha contado, la hija menor de Juan Carlos I viajó a Madrid procedente de Ginebra en vuelo regular el pasado martes, una vez fue informada de la publicación un día después de las imágenes de su marido con otra mujer. Y en el ala del Palacio de la Zarzuela donde reside Doña Sofía estuvo Doña Cristina hasta el viernes, unos días que aprovechó para hablar con su madre - y no se sabe si con su hermano, el rey Felipe - y meditar acerca de los pasos a dar tras salir a la luz las imágenes Urdangarín y Armentia.

Tras recibir el apoyo y el consuelo de la reina Sofía, doña Cristina abandonaba el Palacio de la Zarzuela el pasado viernes y, por el momento, se desconoce si regresó a su domicilio en Ginebra o si, tal y como era su deseo y su intención, viajó a Abu Dabi para reencontrarse con su padre y consultar con el rey los pasos a dar.