Luis Alfonso de Borbón se ha convertido en el centro de atención de las críticas en las redes sociales tras mostrar una falta de sensibilidad en torno a la muerte del afroamericano George Floyd a causa de la brutalidad policial en Estados Unidos.

Las protestas por la muerte de George Floyd tras ser asfixiado por un policía en Estados Unidos ya se viven en todos los territorios de la nación y, a pesar de que en su mayoría se han producido de forma pacífica, los disturbios han escalado la tensión e incluso el presidente norteamericano ha llegado a refugiarse en un búnker.

En una de las protestas que se estaba celebrando en Louisiana, un manifestante acabó arrancando la mano de una estatua representativa de Luis XIV, lo que ha causado la indignación de Luis Alfonso de Borbón, bisnieto de Franco, por lo que ha considerado una falta a "la memoria" de su antecesor.

"Como heredero de Luis XVI, y comprometido con la defensa de su memoria, espero que el daño sea reparado y la estatua sea restaurada. Agradezco de antemano a las autoridades por las medidas que tomarán al respecto", ha espetado el aristócrata en Twitter, sin referirse en ningún momento a la violencia racista por la que protestan miles de estadounidenses.

 

Una actitud por la que muchos usuarios de las redes sociales han reprendido al hijo de Carmen-Martínez Bordiú, que incluso ha sido criticado por reconocidas personalidades como el actor Sebastian Roché.

"¿De verdad Louis? Eso es todo lo que puedes decir mientras Estados Unidos se desmorona bajo un racismo sistémico y una violencia inolvidable contra una población, eres descendiente de nada y el duque de aún menos", ha espetado.