Las palabras de Rocío Monasterio en la sesión de investidura de Isabel Díaz Ayuso dirigidas al diputado de Unidas Podemos Serigne Mbayé han generado infinidad de respuestas y muestras de apoyo al miembro del Sindicato de Manteros de Madrid.

Una de las más aplaudidas en redes sociales ha sido la del escritor Fernando Aramburu, que, en un conciso tuit, ha lanzado dos preguntas con dos respuestas en lo que supone un mensaje calmado en pleno caos político constante.

Así, Aramburu reflexiona en su cuenta de Twitter: "Escucho con tristeza las palabras de una representante pública que cita expresamente a un político rival venido de África. ¿Cómo vino? Como pudo. ¿De qué vivió? De lo que pudo. Conozco docenas de historias apenas distintas de emigrantes españoles en Alemania. Respetémonos".

 

Previamente, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid ha afirmado que Mbayé entró en España de "forma ilegal, saltándose la cola de entrada de mucho legales que habían cumplido los requisitos, y que durante años se ha lucrado vendiendo de forma ilegal a las puertas de los comercios y las pymes".

El propio Mbayé respondió a Monasterio en la Asamblea. "Yo soy español como ella y el respeto debe hacerse en esta Cámara", ha defendido el diputado de la formación morada, alzando su puño ante el aplauso en pie de todos los diputados de Podemos, Más Madrid y PSOE.

Mónica García: "Ayuso tendrá seda y guante blanco con los xenófobos y los intolerantes"

En Más Vale Tarde, Mónica García también ha sido dura con las palabras de Monasterio. "El debate es un buen reflejo de lo que podemos esperar: Ayuso contando medidas huecas y faltona, que apoya el discurso más racista y xenófobo que se ha escuchado en la Asamblea de Madrid en los últimos 20 años", comentaba con Mamen Mendizábal.

Cree que Ayuso tendrá "seda y guante blanco con los xenófobos y los intolerantes" y será "un rodillo para los servicios públicos, el Estado del bienestar y la igualdad".