Embargada por la emoción, Ana Obregón ha recordado a su hijo Aless al dar la bienvenida al 2021. "Cuando antes presentaba las Campanadas, le mandaba un beso a mi hijo que me veía desde casa y este año se lo mando al cielo", ha dicho la actriz al tiempo que ha querido hacer un llamamiento al optimismo.

"Esta noche mando un mensaje de esperanza, sé que muchas personas lo están pasando mal y han tenido un año difícil porque han perdido a un ser querido, pero siempre vamos a recordar a quienes nos han dejado por la pandemia, por el cáncer... Son verdaderos héroes porque han luchado hasta el final", ha afirmado conteniendo las lágrimas en la retransmisión en directo de RTVE junto a Anne Igartiburu.

"Mi hijo Aless siempre decía que lo más importante es dedicar tiempo y amor a las personas que quieres, porque cuando te vas es lo único que te llevas. Y para conseguir eso tenemos que ser responsables", ha añadido.

Además, la actriz ha querido agradecer todas las muestras de cariño que ha recibido desde que murió su hijo en mayo: "Me gustaría mandar las gracias de corazón".

 

Pidiendo para este 2021 "muchísima salud y amor", Ana Obregón ha reclamado también "más dinero para la investigación del cáncer" y ha denunciado que "los fallecidos por esta enfermedad son los grandes olvidados" porque "la pandemia es tremenda, pero el cáncer igual".

Precisamente, sobre el coronavirus, la actriz ha insistido en la importancia de que "la gente se tome en serio las normas" y cumpla con las medidas de distanciamiento social, higiene y uso de mascarilla.

En este sentido, Ana Obregón ha querido reconocer la enorme labor de todas aquellas personas que durante todos estos meses tan difíciles nos han cuidado y han estado ahí: sanitarios, farmacéuticos, bomberos... los trabajadores de servicios esenciales que han contribuido a hacer nuestra vida más llevadera a pesar de las dificultades.