Nueva sesión de control al Gobierno en la que vuelve a reinar la tensión y el tono bronco; especialmente de la mano del líder de la oposición, Pablo Casado, que ha destacado por un fuerte enfrentamiento con el Gobierno en la cámara, llegando incluso a mentir para reprocharle a Sánchez y su equipo lo que considera una mala gestión en cuestiones como el caso de Juana Rivas o el de acoso a la familia de Canet, entre otras. Pero no ha sido el único protagonista de la jornada.

La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha vuelto a destacar entre las intervenciones efectuadas en el Congreso por el cara a cara que ha mantenido con la diputada y portavoz parlamentaria de Vox, Macarena Olona. Todo ha comenzado cuando la dirigente de extrema derecha ha criticado duramente al Gobierno por las intensas movilizaciones que se han registrado en las últimas semanas en distintos puntos de España, como en Cádiz.

Cuando ha recogido el testigo, Yolanda Díaz le ha respondido haciendo un repaso del programa electoral de Vox para denunciar, en tan solo dos minutos, qué pasaría en Andalucía y en el resto de España si gobernase la extrema derecha. "Si llegasen a gobernar, ustedes sí que iban a tener huelgas y movilizaciones", ha asegurado la vicepresidenta, que ha citado directamente algunas de las medidas que se recogen en el documento para desmontarlas

"Dígale a los trabajadores de este país lo que quieren hacer con el derecho de huelga. En la página 59 se dice que los piquetes se van a limitar a los centros de trabajo. Dígale que quieren recortar las pensiones públicas, alargar la jubilación, poner fin a la ultraactividad, como dicen en este programa", ha enumerado Díaz, que ha insistido en este último punto para recordar a Olona que, en Cádiz, una de las "causas por las que se movilizaban era por la ultraactividad".

La intervención de la vicepresidenta no ha finalizado ahí: "Dígale la verdad a los trabajadores españoles, que quieren reducir la indemnización por despido, que quieren que todos los despidos en nuestro país pasen de 33 o más días de indemnización a 20 para todo el mundo; dígale a los jóvenes, como dice en su programa, que quieren un contrato basura en el que además nos dicen, con absoluta frivolidad, apenas sin cotizaciones ni salarios".

La ministra de Trabajo ha concluido su intervención hablando de los ERE porque Olona le ha "preguntado muchas veces": "Léales también lo que dicen en su propuesta política, porque llegan incluso a meterse en la jurisdicción social que tienen que limitar las causas de examen a los tribunales en algo tan importante como son, nada más y nada menos, que los despidos colectivos". Y ha terminado su discurso asegurando que, "de llevarse adelante su programa, sí van a ser víctimas de movilizaciones masivas".