La candidata de Vox a presidir la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, exige a PP y Ciudadanos firmar "un programa único común" para llegar a un acuerdo y apoyar la investidura de Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid durante el mes de julio.

Las condiciones de Vox

A ambas formaciones, la candidata impone tres condiciones de negociación: la suscripción de un acuerdo con Vox, por "respeto" a sus votantes; el "compromiso" en torno a la firma de un programa único común; y "lealtad" para cumplir lo firmado. Cualquier acuerdo que suscriba Vox deberá incluir tres principios para un acuerdo programático: "prosperidad, libertad y legalidad".

Ha apostado por eliminar o bajar los impuestos en la Comunidad de Madrid, realizar una auditoría exhaustiva de las subvenciones que se han otorgado en los últimos años, la supresión de las subvenciones destinadas a financiar 'chiringuitos' y entidades que "tengan carácter ideológico" y la creación de una Consejería de Familia y Natalidad.

Educación e inmigración

Para avanzar en la "libertad de educación y de pensamiento", ha propuesto la derogación de aquellos artículos de la legislación que atenten contra la libertad de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones morales y la aprobación de protocolos en los centros educativos que aseguren protección frente a situaciones de discriminación, acoso o violencia.

Proponen identificar a los inmigrantes y derogar artículos que atenten, dicen, contra la libertad de los padres de educar a sus hijos.

Monasterio ha abogado por identificar a todos los inmigrantes que se encuentren en la Comunidad de forma ilegal, repatriar de los menores extranjeros no acompañados, evitar el turismo sanitario, promover la ilegalización de organizaciones que cooperen con las mafias de tráfico de personas y suprimir las ayudas a los inmigrantes ilegales.

Vox dice que su prioridad es defender ideas, no "pedir consejerías".

"No es indispensable sentarnos en una misma mesa las tres partes, lo que es indispensable es que tengamos un programa único firmado por las tres partes", ha subrayado. Al ser preguntada si Vox pedirá alguna consejería en el Gobierno regional, ha resaltado que la prioridad de su partido es "defender ideas" y no "pedir consejerías".

El programa único de este periodo de negociación deberá contemplar "como mínimo" las medidas propuestas por Vox, según la candidata, quien ha reconocido que podrá haber más propuestas, aunque no podrán ser incompatibles con sus medidas.

Fecha límite, el 2 de julio

En una rueda de prensa celebrada este miércoles en la Asamblea de Madrid, Monasterio ha asegurado que contemplan un periodo de negociación que durará hasta las 14.00 horas del día 2 de julio, fecha límite para proponer un candidato a la Presidencia autonómica, aunque ha abierto la puerta a una segunda investidura tras el verano.

"Si el 11 de julio no hubiera un candidato, tenemos todo el verano para seguir trabajando", ha deslizado Monasterio, que ha indicado que "hay otra posible investidura el 11 de septiembre".

El PP seguirá hablando con Vox

La candidata del PP, Díaz Ayuso, ha pedido entendimiento entre los partidos para "buscar el acuerdo y poner ya fecha al debate de investidura". "Habrá más reuniones, más negociaciones, pero tenemos que ir ya a ese debate de investidura", ha remarcado Díaz Ayuso.

Díaz Ayuso asegura que no "pondrá líneas rojas" para llegar a un acuerdo.

"Nosotros hemos estado en todas las conversaciones y estamos encantados de estar ahí y de ser esa horquilla de negociaciones para que lleguemos a ese entendimiento", ha asegurado Ayuso, que ha afirmado que seguirán hablando con "un partido y con el otro", y que nunca "pondrá líneas rojas" para llegar a un acuerdo.

Ciudadanos insiste en su 'no'

Ciudadanos ya ha contestado. Su líder en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha anunciado que "no vamos a llegar a ningún tipo de acuerdos con los partidos que quieran hacer retroceder" a la región.

Ciudadanos pregunta al PP si prefiere una región "en blanco y negro o en color".

"No habrá un gobierno bajo esas condiciones", ha dicho Aguado. Ha asegurado que sus principios "están por encima de eso". y al PP le ha preguntado "qué quiere hacer, si una Comunidad en blanco y negro o en color".

Vox anunció ayer su ruptura con el PP en el Ayuntamiento de la capital, porque, según dijo, los populares habían incumplido el acuerdo que ambas formaciones alcanzaron de cara a las investiduras de los gobiernos municipales, como puedes ver en este vídeo:

A pesar de la ruptura con José Luis Martínez Almeida en el consistorio, donde Vox ha renunciado a ostentar cargos y pasará a integrarse en la oposición, el portavoz de la formación en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, aclaraba ayer que no se habían roto las negociaciones con el PP en lo relativo a una investidura de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad, porque, según dijo, estas todavía no se habían iniciado.

Martínez Almeida reprocha a Vox la ruptura "unilateral"

Por su parte, el nuevo alcalde de Madrid ha asegurado que confía en que Vox apoye sus políticas en la capital a pesar de haber roto las negociaciones, ya que ambos partidos suscribieron "un acuerdo programático", según ha afirmado en una entrevista con RNE.

Martínez Almeida ha reprochado a Vox que rompiera el pacto de forma unilateral y ha asegurado estar sorprendido de que el partido de Santiago Abascal decidiera hacer público su contenido antes de que se agotara el plazo de 20 días previsto en el propio pacto.

"Hay un incumplimiento, que es haberlo publicado de forma unilateral", ha dicho, asegurando que, al haber desvelado el pacto suscrito en toda España, Vox ha incumplido el punto que pedía "discreción" a ambas partes, sin haber intentado hablarlo antes con el PP.