El Ministerio de Derechos Sociales ya ha pedido a las comunidades autónomas que acojan a 200 de los menores no acompañados, dando un plazo de 24 horas para presentar alegaciones. En total, son 800 los menores que continúan en Ceuta.

De esos 200 menores, 13 serían acogidos por Andalucía, una comunidad de más de ocho millones de habitantes. Sin embargo, se trata de una medida que para Vox es de suficiente gravedad como para retirar su apoyo al gobierno andaluz y pedir elecciones anticipadas.

A través de un mensaje publicado en Twitter, el partido de extrema derecha tacha de "irresponsable" la decisión y aseguran que no apoyarán ninguna iniciativa de la Junta de Andalucía que no tenga su firma.

 

En concreto, el Gobierno ha propuesto que Andalucía acoja a 13 de estos niños, Aragón a nueve, Asturias a 11 y Baleares a otros tantos. A Cantabria, por su parte, le correspondería acoger a siete niños; a Castilla y León 18, a Castilla-La Mancha 14; 15 a Cataluña; 13 a la Comunitat Valenciana, 11 a Extremadura, 20 a Galicia; 20 a Madrid; siete a Murcia; seis a Navarra; ocho a Euskadi y 17 a La Rioja.

El principio de acuerdo al que han llegado es que el reparto sea en base a diversos criterios: el 50% de las plazas por el impacto en acogida de los menores migrantes no acompañados de cada comunidad, otro 25 % en función de la población y otro 25% por situación económica, que a su vez se repartiría en un 12,5% por renta per cápita y el otro 12,5 % según la tasa de paro.

Fuentes del Gobierno de Andalucía explican que van a "cumplir la ley y a acoger a los menores que nos toque". Según afirman, como han dicho que los acuerdos firmados los van a cumplir, pueden "acabar la legislatura prorrogando los Presupuestos que ya están aprobados". Sin embargo, destacan que hay "una bajada de impuestos muy grande" firmada con ellos que necesita de los próximos Presupuestos y que sin acuerdos no se va a producir.