Vox no da su brazo a torcer y mantiene su intención de no repetir la fórmula andaluza en todos los territorios en los que pueden ser clave para que gobierne la derecha después de las elecciones del 26M.

De esta manera, la formación de extrema derecha continúa con su exigencia de entrar en los gobiernos de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento, según se extrae de un tuit en el que responde a las palabras del número 2 de Ciudadanos, José Manuel Villegas.

Vox critica que "Ciudadanos ofrece como plato único una segunda taza de caldo andaluz, humillaciones, desprecios y ninguneos a cambio de nada". Y por ello, ve claro que el partido de Albert Rivera "quiere entregar entonces la capital y la Comunidad de Madrid a la izquierda".

 

El mensaje de Ciudadanos hacia Vox fue claro al descartar la formación de gobiernos tripartitos asegurando que su socio preferente es el PP y que el resto de formaciones tendrá que decidir si apoyan o no sus acuerdos.

En casos como Madrid, capital o comunidad, dice Villegas que Vox será responsable de si sale un gobierno u otro, que en sus manos está si apoya o no un pacto de gobierno entre PP y Cs. "Tendrá que decidir si le parece bien el acuerdo o si prefiere que siga gobernando Carmena", ha apuntado. De esta manera, ambos partidos se traspasan la responsabilidad en caso de que haya un gobierno de izquierdas.