La imagen de los diputados de Vox sentados detrás del Gobierno como lo hicieron durante la sesión constitutiva del Congreso no se volverá a repetir, ya que, según ha podido saber laSexta, a los parlamentarios de la formación de extrema derecha les tocará sentarse en el gallinero durante esta legislatura.

Según fuentes parlamentarias, los grupos han acordado que Vox esté en la zona más elevada y más alejada de la tribuna.

En la sesión constitutiva del Congreso, los diputados del partido que lidera Santiago Abascal llegaron a primera hora al hemiciclo y se sentaron en la bancada que normalmente ocupan los socialistas, justo detrás del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.