Un grupo de trabajadores del Parlamento Europeo, en su mayoría mujeres, han recibido al secretario general de VOX, Javier Ortega Smith, con una pancarta feminista como muestra de rechazo a la presencia del partido de Abascal en la sede de la Eurocámara.

"Nuestros derechos no son negociables", es el lema de la pancarta que ha mostrado este grupo, que ha permanecido en pie y en silencio.

Protesta contra la asistencia de VOX a una conferencia en el Parlamento Europeo | EFE

El grupo ha concluido su protesta minutos después sin incidentes y han abandonado la sala, antes de que tomara la palabra Ortega Smith, quien ha criticado que Europa "se está alejando de los fundamentos de su constitución" y ha denunciado, además, lo que considera "la gran estafa del independentismo" catalán.

"Catalunya es España, España es Catalunya. Bienvenidos a la resistencia de Europa", ha dicho el secretario general de VOX como arranque de su discurso.

Ortega Smith ha alertado de las "graves amenazas" que, a su juicio, pesan sobre Europa para "diluir su identidad" y ha adelantado que VOX aspira obtener varios eurodiputados el próximo 26 de mayo. "No tomaremos la determinación de a qué grupo ir hasta que se celebren las elecciones y veamos la capacidad y la fuerza que tienen nuestros eurodiputados", ha señalado.

Sí ha querido dejar claro que VOX optará por un grupo parlamentario que "defienda la Europa de la libertad, la Europa de los Estados nación, de la seguridad en nuestras fronteras, la desburocratización y la bajada de impuestos".

"Ser europeístas es defender a Europa, no es hablar de Europa o estar en Europa. Europa no se entiende sin la aportación española. Sin las Navas de Tolosa, la batalla de Lepanto y Carlos V, todas las mujeres de esta sala vestirían en burka", ha señalado Ortega Smith, que ha definido a Vox como un partido "verdaderamente europeísta".

También será un requisito, ha dicho, que "se combata con la mayor firmeza a los del lacito amarillo, aquellos que llevan en la solapa algo que no es otra cosa que una horca amarilla a las libertades y al Estado de derecho".