Una fotografía que muestra la Gran Vía madrileña vacía de personas pero llena de ataúdes con la bandera de España se está compartiendo en las redes sociales con el fin de criticar la gestión de la crisis del coronavirus que está haciendo el Gobierno.

Hace varios días que se difunde, sin embargo, se ha viralizado completamente cuando ha sido compartida por la cuenta de Twitter del partido político Vox. Acompañando a la imágen, un texto: "Los españoles están haciendo muchas imágenes de manera espontánea. Esta retrata perfectamente el dolor de esta tragedia que el Gobierno y sus satélites mediáticos pretenden ocultar".

 

La Gran Vía de Madrid no está llena de ataúdes

Lo cierto es que la imagen que el partido de Santiago Abascal ha compartido es un montaje formado a partir de una imagen original del fotógrafo Igancio Pereira. El propio artista ha querido alertar de que se trata de un montaje, y ha denunciado que él no ha autorizado dicha modificación.

"Soy el autor original de esta fotografía y exijo que retiren cuanto antes esta publicación. No pueden interpretar una obra a su gusto", ha pedido el fotógrafo a Vox.

La fotografía original forma parte de un trabajo que Pereira realizó antes de la crisis sanitaria y que habla sobre la soledad en grandes ciudades como Tokio, Madrid, Londres o Nueva York. De hecho, el fotógrafo ganó en 2018 el concurso "El corazón de la ciudad" organizado por PhotoEspaña.

Vox reconoce que es un montaje

Ante la polémica generada a partir dela fotografía, el partido de extrema derecha ha explicado a laSexta que efectivamente se trata de un montaje, pero que no ha sido realizado pro la formación, sino que simplemente se han hecho eco de él.

También a través de Twitter han aclarado que la imagen ha sido "realizada por una persona anónima a partir de una fotografía realizada por el fotógrafo artístico Ignacio Pereira, quien nos ha trasladado que se desvincula de esta interpretación de su fotografía original".

Además, han aprovechado dicha aclaración para acusar al Gobierno de estar "realizando una campaña para ocultar la tragedia que están sufriendo miles de familias para evitar que haya consecuencias políticas de su nefasta gestión".