El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha confirmado que PP, Ciudadanos y Vox han llegado a un acuerdo para controlar la Mesa de la Asamblea de Madrid, así como la de Murcia.

"En principio las Mesas de los dos parlamentos tendrán mayoría de centroderecha, que no es sino el resultado del 26 de mayo", ha asegurado en 'EsRadio', donde ha confirmado que Vox tendrá representación en ambos órganos. "Lo hemos defendido siempre y Cs ha dado muestra de entendimiento", ha dicho.

Por su parte, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, adelantaba poco antes un "principio de acuerdo" con Ciudadanos en la Asamblea regional: a cambio de entrar en la Mesa, la formación de extrema derecha apoyaría al diputado elegido por la formación naranja para presidirla, Juan Trinidad.

Monasterio ha advertido en una entrevista en 'Cope' que la formación naranja tendría que olvidarse del "asquito" que, al parecer, le produce la de Santiago Abascal, porque hoy mismo, ha dicho, se van a sentar a "firmar acuerdos".

Según ha afirmado, se reunirán a lo largo de la mañana y entonces Ciudadanos "pedirá formalmente los votos de Vox". Ellos, por su parte, pedirán sus "posiciones en proporción" a sus escaños.

"En este paso previo se acordarán puntos que son preacuerdos para ir a una investidura que incluyan a las tres partes socias: Cs, PP y Vox", ha añadido.

Acerca de si este pacto sería extensible al Ayuntamiento de la capital, Monasterio ha dicho que no, porque se esta negociando en otra mesa. No obstante, ha indicado que "es un primer paso que reflejará lo que va a pasar en otras mesas en paralelo".

Asimismo, ha señalado que desde Vox están "en la misma disposición que el primer día y es una pena que se hayan perdido 15 días". "Esto lo podíamos haber hecho el primer día y nos hubiéramos ahorrado a los madrileños 15 días de tortura de pactos para empezar a hablar de qué se puede hacer", ha reprochado.

El domingo, Monasterio se reunió con el candidato de Ciudadanos, Ignacio Aguado, para conocerse, según dijeron, y acercar posturas en cuanto a sus programas.

Ello, a pesar de que Cs anunciara previamente que no entraría en gobiernos con Vox y su secretario general, José Manuel Villegas, asegurase que "no va a haber mesas a tres".