Los dirigentes de Vox aseguran que todavía no sitúan a Francisco fuera de la formación tras las polémicas declaraciones que hizo sobre la sentencia de 'La Manada'.

Fuentes del partido explican que si no vuelve tras la baja médica que ha solicitado es únicamente por decisión suya y confiesan que su familia le está insistiendo en que se aparte del ámbito político.

La polémica ha saltado después de que el juez Serrano cargara contra la sentencia que condena a 15 años a los miembros de 'La Manada' por un delito de agresión sexual. "La sentencia me parece gravísima porque altera las garantías constitucionales establecidas. Se nota que es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista", comentó el, hasta ahora, dirigente de Vox.

"A partir de esta sentencia, si una mujer dice sí pero en cualquier momento posterior dice no, inclusive varios días después, el denunciado será condenado a prisión por violación. Hasta un gatillazo o no haber estado a la altura de lo esperado por la mujer, podría terminar con el impotente en prisión", añadió.

Unas polémicas declaraciones de las que se desmarcaron desde la dirección general. "Quiero manifestar mi máximo respeto por las resoluciones de nuestros Juzgados y Tribunales, significando que desde VOX pedimos ya hace tiempo un endurecimiento de las condenas para los delitos de violación. Seguiremos luchando por un poder judicial autónomo e independiente", indicó Alejandro Hernández, diputado en Andalucía.