Vox ha asegurado que "no está en contra" del Ingreso Mínimo Vital que el Gobierno va a aprobar esta semana en Consejo de Ministros, y del que se beneficiarán unas 850.000 familias. Una medida que, no obstante, había sido criticada por la formación que lidera Santiago Abascal.

El portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, ha defendido que "por supuesto" es necesario el Ingreso Mínimo Vitalen la situación actual con "millones de españoles sin empleo, débiles y necesitados" de la ayuda social. "Vox no está en contra", ha clarificado el político.

"No es más que otro significante sin contenido ni significado"

Pero este argumento favorable a la medida parece una novedad en la formación. El pasado 6 de abril el propio Buxadé tachó de "auténtica broma" el ingreso mínimo vital: "No es más que otro significante sin contenido ni significado".

También Santiago Abascal, líder de Vox, se mostraba contrario a la renta mínima a finales de abril. "No queremos que [los trabajadores afectados por la crisis] cobren un ingreso mínimo, que es lo que quiere el señor Iglesias para que todo el mundo cobre lo mismo, para llevarnos a la ruina y al paraíso comunista. Por lo tanto, estamos en contra de ese planteamiento de las renta mínimas", defendía Abascal en rueda de prensa.

 

Además, se mostró crítico con el papa Francisco por defender la medida: "La opinión del ciudadano Bergolio me parece respetable, pero no la comparto. A dios lo que es de dios y a césar lo que es del césar".

Ahora, tal y como ha indicado Buxadé, aunque Vox "no está en contra" de la medida y apuestan por "no dejar a ni un solo español solo", sí considera que la renta básica tendría que haber sido "la última medida" a tomar.

Insisten así en que el Gobierno debería de haber asumido antes el pago de las nóminas de trabajadores y a los autónomos la cantidad equivalente al nivel medio de su facturación. "El Gobierno quiso hacerles vulnerables para luego aparecer como su salvador", ha criticado Buxadé.